Australia

Australia representa la punta de flecha de los denominados países del Nuevo Mundo vitivinícola. Países que vienen mostrando una nueva forma de posicionarse en el mundo del vino.
Los elaboradores de las antípodas están muy volcados en vinos donde se da mucha importancia a la variedad de uva frente al “terruño” de origen, se trabaja en una viticultura ultramoderna, conceptualmente diferente, muy tecnificada y sin las cortapisas de las denominaciones y los consejos reguladores en cuanto a rendimientos, elaboración y posibilidades de plantaciones.
Todo esto unido a un fuerte e innovador marketing tanto en estrategias como en diseño han hecho que estos vinos junto a chilenos, neozelandeses y argentinos estén comiendo mucho terreno a la tradicional Europa, sobre todo en los mercados anglosajones.
En Australia no habiendo denominaciones de origen, las regiones donde se producen vinos de calidad son los estados de la zona del sur: Australia meridional, Victoria y Nueva Gales del Sur. Son muy conocidos sus chardonnays y sus shiraz. Disfrutan de una clima cálido y salvo escasas, selectas y caras excepciones, sus vinos no están pensados para conservarse durante mucho tiempo, son de consumo relativamente rápido.