Hungría

Hungria“Vignum regum, rex vinorum” Vino de reyes, rey de vinos. Con estos apelativos describió Luis XIV el vino más famoso de Hungría, el tokaj. Este vino dulce de calidad se produce ya desde el s.XVI .
La elaboración de este vino encierra misterio y peculiaridades. Obtenido de uvas que se han visto sometidas a la podredumbre noble (botrytis cinerea) que se da gracias a las condiciones climáticas de la zona, se vendimia grano a grano, obteniéndose un vino dulce muy concentrado que posteriormente se cría en barricas, en bodegas centenarias escarbadas en la tierra formando galerías kilométricas, favoreciendo la formación de otro de los factores positivos del tokaj: el moho.
Un tanto adormecida la industria vinícola durante la época comunista, tras la caída del muro de Berlín, muchas bodegas francesas, españolas y británicas pusieron sus ojos en este vino y en esta zona, lo que ha llevado a una revitalización considerable y una recuperación de la calidad y la tradición.
La cantidad de azúcar del tokaj se mide en número de “puttonyos“, siendo el eszencia el más concentrado de todos.
La suave acidez del vino contrarresta con el elevado contenido en azúcar que mantienen un buen equilibrio y una armonía perfecta. Los vinos despliegan aromas de pasas, miel, ciruelas y albaricoques con una gran amplitud de tonos.