Un vino de calidad comienza con unas uvas también de calidad.

Este precepto ha hecho que en los últimos años se esté viendo una revolución en el mundo del vino, donde los ojos de los enólogos más importantes se han girado para mirar hacia las viñas, donde se obtiene esa materia prima tan necesaria para poder elaborar grandes y sabrosos vinos.

Hasta hace pocos años, lo importante eran los trabajos que se realizaban dentro de la bodega: crianzas en barrica, maceraciones, fermentaciones controladas, etc. Sin embargo, en estos momentos, la viticultura ha adquirido una mayor relevancia. Se seleccionan las mejores variedades para cada tipo de clima y de suelo, se controla la producción de las viñas para obtener más calidad que cantidad, se llevan a cabo podas en verde, aclareos y control del riego, se realiza una minuciosa selección de racimos en la propia viña y sobre todo, se optimiza el momento ideal de la vendimia para que la uva llegue así perfectamente madura. Sigue leyendo

El vino en el mundo

Muchos son los países donde se elaboran vinos de calidad. Desde los países mediterráneos de climas cálidos, hasta las antípodas en Nueva Zelanda pasando por la tradicional Europa y atravesando el Atlántico hasta los EEUU o el cono sur con Chile y Argentina a la cabeza, un número grande de elaboradores de vinos presentan un amplio abanico de sabores, olores, sensaciones y matices muy diferentes, que hacen del vino un mundo globalizado que merece la pena explorar y conocer.
Debido principalmente a las condiciones climáticas, las zonas donde se elabora vino de calidad se encuentran entre los paralelos 30º y 50º. Dichas zonas permiten una maduración correcta, una variedad climatológica variada además de alejarse del excesivo calor. Sigue leyendo

Alemania

Alemania Alemania posee los viñedos más septentrionales del mundo. Las condiciones climáticas son muy extremas en esta zona. Escasas horas de sol, climas húmedos, terrenos escarpados y un largo etcétera de dificultades con las que se tienen que pelear los viticultores germanos.
Sin embargo, son precisamente estas condiciones las que suelen dar vinos muy especiales y de gran calidad, y es por ello que en Alemania se elabora uno de los mejores blancos del mundo, producidos con unas de las uvas más nobles, junto a la chardonnay: la riesling. Sigue leyendo

Argentina

ArgentinaArgentina es el cuarto productor del mundo. Se pueden encontrar en este país amplias extensiones de viñedos, grandes producciones e inmensas regiones vinícolas.
El clima de este país suramericano es seco y cálido, aunque existen diferencias entre las distintas regiones, muy alejadas entre sí como Salta en el norte y Río Negro en el sur, pasando por la más importante de todas ellas, Mendoza, en las faldas del Aconcagua.
La industria vinícola argentina disfrutó de un gran esplendor a principios del s. XX con la construcción del ferrocarril entre Mendoza y Buenos Aires. Sin embargo, posteriormente la deriva hacia la cantidad y la ausencia de inversiones llevó a la viticultura de este país a la quiebra en los 70, crisis de la que está recuperándose desde mediados de los 90, gracias a una apuesta clara por la calidad y la exportación.
Las uvas presentes en Argentina fueron importadas por los europeos. La malbec es la casta más representativa de este país. Originaria de Francia, se ha adaptado muy bien a las condiciones climáticas y orográficas de las tierras argentinas.

Australia

Australia representa la punta de flecha de los denominados países del Nuevo Mundo vitivinícola. Países que vienen mostrando una nueva forma de posicionarse en el mundo del vino.
Los elaboradores de las antípodas están muy volcados en vinos donde se da mucha importancia a la variedad de uva frente al “terruño” de origen, se trabaja en una viticultura ultramoderna, conceptualmente diferente, muy tecnificada y sin las cortapisas de las denominaciones y los consejos reguladores en cuanto a rendimientos, elaboración y posibilidades de plantaciones.
Todo esto unido a un fuerte e innovador marketing tanto en estrategias como en diseño han hecho que estos vinos junto a chilenos, neozelandeses y argentinos estén comiendo mucho terreno a la tradicional Europa, sobre todo en los mercados anglosajones.
En Australia no habiendo denominaciones de origen, las regiones donde se producen vinos de calidad son los estados de la zona del sur: Australia meridional, Victoria y Nueva Gales del Sur. Son muy conocidos sus chardonnays y sus shiraz. Disfrutan de una clima cálido y salvo escasas, selectas y caras excepciones, sus vinos no están pensados para conservarse durante mucho tiempo, son de consumo relativamente rápido.

Chile

Chile1 Chile2Chile es un paraíso para la viticultura. Un país cuyas fronteras naturales permiten las condiciones idóneas para el cultivo de la uva.
En el norte, el desierto de Atacama, el océano Pacífico al oeste, la Patagonia al sur y finalmente los Andes, barrera natural de más de 6000 m de altura, conforman un espacio donde ni siquiera la agresiva filoxera que arrasó Europa a finales del s. XIX ha hecho mella en estos viñedos. Gracias a esto, las vides están directamente plantadas al suelo, sin portainjertos, con lo que se asegura una mayor longevidad.
Los aires fríos y secos de los Andes que favorecen la ventilación, la abundancia de agua cristalina pero la escasez de precipitaciones con lo que no afloran enfermedades, el clima atemperado y la diferencias de temperaturas entre el día y la noche, permiten a los vinos de este país suramericano unos aromas y una calidad muy demandadas por el mercado actual.
Uno de los precursores de la viticultura de este país fue el español Miguel Torres en los años 70. Ahora ya, muchas bodegas francesas han puesto sus ojos en estas tierras, que producen de los mejores vinos de Suramérica.
Especialmente de calidad son sus cabernet sauvignon, aunque la merlot y la sauvignon blanc también han hecho su aparición en este país de los denominados del Nuevo Mundo.

Estados Unidos

EEUUVarios son los estados donde se produce vino en EEUU: Oregón, Nueva York, Washington y especialmente California, donde los valles de Sonoma y Napa destacan sobre el resto produciendo el 90% de la producción vinícola de este país.
Los consumidores estadounidenses tienen muy arraigada la cultura del vino, siendo uno de los principales importadores de vino además de unos ávidos aficionados de todo lo relacionado con el enoturismo.
California está englobada dentro de las regiones que forman el Nuevo Mundo vinícola. Se ha invertido mucho en investigación y la viticultura está muy avanzada, uniendo productividad con calidad. Una legislación menos restrictiva que la de países como Francia, España o Italia permite a los elaboradores norteamericanos mayor movilidad en cuanto a rendimientos, variedades, riego, marcos de plantación y tipos de elaboración.
Dentro de este estado, Napa es el valle más importante en cuanto a vinos de calidad. Disfruta de microclimas variados, debido a la presencia de cordilleras, valles y vientos húmedos del Pacífico.
Tanto en Napa como en Sonoma se pueden encontrar las bodegas más grandes del mundo vinícola como Mondavi o Gallo.
Las variedades predominantes son la cabernet sauvignon, lachardonnay y la autóctona zinfandel. Salvo esta en la costa oeste prácticamente todas uvas tienen origen europeo.

Francia

Mapa FranciaFrancia  además de ser el  primer productor de vino del mundo es también el primer exportador, posición privilegiada que lleva ocupando desde hace más de 100 años.

Sus caldos son el ejemplo de elaboraciones de calidad y es donde la mayoría de los  países productores han intentado reflejarse para elaborar vinos de calidad, importando sus métodos de elaboración, sus variedades clásicas de uva y su experiencia centenaria.

El país vecino cuenta con un gran número de denominaciones de origen (AOC), pero tres regiones son las que destacan entre todas ellas:

Burdeos

Esta región al este de Francia es el símbolo de los vino de calidad, además de la denominación de origen más conocida del mundo.

Comparte con Borgoña un complejo sistema de denominaciones de origen (AOC), donde se pueden encontrar hasta 54, de tamaño limitado muchas de ellas. También sus viñedos, crus en francés, están clasificados desde 1855 y son los premier crus los de mayor calidad.

Su merecida fama se debe a los tintos de las zonas de Pommerol, Médoc y Sant-Emilion, donde se producen los vinos más conocidos y cotizados del panorama vinícola mundial: Chateau Petrus, Chateau Margaux, etc… Todas ellas bodegas centenarias que han mantenido el nivel de calidad a través de los tiempos y las modas.

A pesar de la reputación de los tintos bordeleses, no se puede dejar de lado uno de los blancos más prestigiosos del mundo: el sauternes. Las condiciones climáticas que se dan en esta región atlántica permiten la aparición de la botrytis cinerea o podredumbre noble, que produce unos vinos dulces muy concentrados pero con una viva acidez y un sabor característico.

La geografía y el clima de Burdeos son muy favorables para la elaboración de vinos de calidad. Existe además una gran diversidad de microclimas y de tipos de suelo (gravas, arcillas y caliza). Las variedades que mejor se expresan en estas tierras produciendo unos vinos de gran riqueza son la merlot, la cabernet sauvignon y la cabernet franc.

Borgoña

De Borgoña proceden gran parte de los vinos más míticos, legendarios y cotizados, disfrutando del reconocimiento general de los entendidos en vinos internacionales.

Sus varietales de pinot noir son la expresión de la elegancia y la complejidad en un vino. Además de los excelentes tintos, la autóctona chardonnay adquiere aquí categoría mundial, siendo su método de elaboración borgoñón muy imitado en todas la regiones del mundo.

Dentro de la región existe un complejo sistema de denominaciones de origen (AOC) donde muchas de ellas son exclusivamente una viña de pocas hectáreas, encontrándose aquí los pagos más conocidas del mundo: La Taché, Clos de Vouget, Romanée-Conti…
Estos viñedos están clasificados desde 1935, siendo grand crus y premiers crus aquellos de más calidad para la elaboración de vinos.

Dentro de la Borgoña, las zonas de más calidad son Chablis para los blancos y Côte de Nuits y Côte de Beaune para los tintos.

Los vinos de Borgoña con sus aromas, sabores y finura tienen la característica de expresar muy marcadamente el terroir o terruño del que proceden, ofreciendo así una amplia variedad de vinos con características diferentes pese a encontrase muy próximos unos viñedos de otros.

Champagne

Hablar del champagne es mencionar una de las bebidas con más glamour del planeta. Su imagen está ligada a las celebraciones, las fiestas y la elegancia.

Este vino procede de una región a 150 km al noreste de París, en donde se dan unas condiciones para la elaboración de vinos muy extremas debido a su duro clima continental y su situación septentrional.

Las bodegas elaboradoras se remontan más allá del siglo XVII donde el monje Dom Perignon fue el precursor de estos vinos, elaborados con el metodo champenoise o tradicional que consiste en una compleja segunda fermentación del vino dentro de la botella.

Tres son las variedades admitidas para la producción del champagne : chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Los suelos donde se dan estas variedades son calizos muy profundos, aportando humedad pero permitiendo un buen drenaje y cediendo a las uvas una acidez característica.

Dentro de la denominación de origen de Champagne, se pueden diferenciar cinco zonas diferentes : la montagne de Reims, el valle del Marne, la Côte de Blancs, la Côte de Cézanne y el departamento de Aube.

Estos vinos espumosos son perfectos acompañantes de cualquier plato, pudiendo elegir para el maridaje entre champagnes más o menos afrutados, más o menos secos y más o menos corpulentos.

Hungría

Hungria“Vignum regum, rex vinorum” Vino de reyes, rey de vinos. Con estos apelativos describió Luis XIV el vino más famoso de Hungría, el tokaj. Este vino dulce de calidad se produce ya desde el s.XVI .
La elaboración de este vino encierra misterio y peculiaridades. Obtenido de uvas que se han visto sometidas a la podredumbre noble (botrytis cinerea) que se da gracias a las condiciones climáticas de la zona, se vendimia grano a grano, obteniéndose un vino dulce muy concentrado que posteriormente se cría en barricas, en bodegas centenarias escarbadas en la tierra formando galerías kilométricas, favoreciendo la formación de otro de los factores positivos del tokaj: el moho.
Un tanto adormecida la industria vinícola durante la época comunista, tras la caída del muro de Berlín, muchas bodegas francesas, españolas y británicas pusieron sus ojos en este vino y en esta zona, lo que ha llevado a una revitalización considerable y una recuperación de la calidad y la tradición.
La cantidad de azúcar del tokaj se mide en número de “puttonyos“, siendo el eszencia el más concentrado de todos.
La suave acidez del vino contrarresta con el elevado contenido en azúcar que mantienen un buen equilibrio y una armonía perfecta. Los vinos despliegan aromas de pasas, miel, ciruelas y albaricoques con una gran amplitud de tonos.

Italia

Italia2Italia1Italia es el mayor exportador de vinos del mundo en cuanto a producción siendo además junto a Francia, el primer productor y consumidor mundial.
La riqueza en cuanto a variedades de uva diferentes sólo es comparable a la de Portugal, con cientos de ellas. Se está haciendo un gran esfuerzo en la recuperación de castas autóctonas en casi todas las denominaciones de origen.
Las principales son las tradicionales nebbiolo y sangiovese, junto a las sagrantinobarberamontepulciano y un largo etcétera además de las conocidas variedades internacionales. Las variedades blancas pueden competir en cantidad con las tintas pero son principalmente tintos los grandes vinos italianos.
En Italia se está haciendo un gran esfuerzo en los últimos años en pos de un aumento de la calidad. No sólo dentro de las bodegas con depósitos de acero inoxidable, maquinaria y barricas, sino sobre todo en el viñedo con una gran inversión de dinero.
Las zonas más relevantes de Italia son el Piamonte y laToscana, aunque existen una gran variedad de otras zonas donde se están haciendo vinos de gran calidad: Véneto, Sicilia, Friuli.
En el Piamonte, los Barolos y los Barbaresco son sus vinos más apreciados. Junto con los Apeninos, el arco alpino favorece la viticultura en casi toda la región aunque sobre todo en el terreno montañoso de la mitad sur.
En la Toscana, los Chianti son los vinos que le han dado fama mundial. Vinos de una riqueza y complejidad poco comunes, muy marcadas por las variedades autóctonas, sangiovese principalmente, y la expresividad del terruño al que pertenece.

Nueva Zelanda

EEUUNZeland2Nueva Zelanda, al igual que su país vecino Australia, se presenta como uno de los más claros representantes de la vitivinicultura de los denominados países del Nuevo Mundo.
Los elaboradores de las antípodas están muy volcados en vinos donde se da mucha importancia a la variedad de uva frente al “terruño” de origen, se trabaja en una viticultura ultramoderna, conceptualmente diferente, muy tecnificada y sin las cortapisas de las denominaciones y los consejos reguladores en cuanto a rendimientos, elaboración y posibilidades de plantaciones.
Todo esto unido a un fuerte e innovador marketing tanto en estrategias como en diseño han hecho que estos vinos junto a chilenos, neozelandeses y argentinos estén comiendo mucho terreno a la tradicional Europa, sobre todo en los mercados anglosajones.
Si por algo es mundialmente conocido Nueva Zelanda es por sus excelentes vinos blancos de la variedad sauvignon blanc. Inicialmente la isla del norte era el lugar de donde provenían los mejores vinos neozelandeses, sin embargo, desde los 80, la isla del sur y especialmente Malborough están ganando peso, con unos blancos de fama internacional.
Nueva Zelanda es la zona vinícola más austral del hemisferio sur. Esta zona tiene un clima frío y marítimo bastante húmedo pero de inviernos suaves que junto con una orografía muy cambiante permite unos vinos con matices diferenciados. En cuanto a producción, la cantidad de hectáreas plantadas en todo el país es menor que las de Rioja Alavesa.

Portugal

portugal2Portugal es uno de los países con mayor riqueza en variedades de uvas, más de 500. Son variedades además poco extendidas a lo largo del mundo: touriga nacional, tinta roriz, trincadeira, baga,.
Este hecho, unido a un gran respeto por la tradición vinícola del país, la utilización moderada de la madera nueva y unos rendimientos por hectárea de los más bajos portugal1del mundo además de viñas muy viejas, hacen de los vinos portugueses unos caldos con una marcada personalidad, carácter y alta calidad.
Los vinos más conocidos de Portugal son sus Oportos, dados a conocer en todo el mundo gracias a los ingleses (Port). Estos vinos junto a los jereces forman la élite de los vinos fortificados.
Sigue leyendo