Pacharán casero PATXARAN

endrinassEl término pacharán procede del euskera “basaran” que significa endrina, que es la base de este licor macerado con crema de anís dulce, bien sólo o mezclado con orujo o cazalla y al que además y dependiendo de gustos se le puede añadir unos granos de café, unas flores de manzanilla y un palo de canela.

Existen infinidad de trucos y recetas para elaborarlo, aquí os dejo algunas, eso sí, la crema de anís o la “mezcla”  con cazalla que preparamos desde siempre en Vinoteca Ezquerra, tienen que ser de buena calidad para que el resultado sea el mejor.. cómprala aquí.

“Yo los cojo siempre después de las primeras heladas..Si no es posible, cuanto más maduros mejor.. 
Digo lo de las heladas porque el fruto al helarse se rompe, y suelta antes el jugo.. 
Compras anís especial para pacharán de 24 o 28º.. según tú gusto.. 
Cuantas más endrinas pongas por litro de anís mejor te saldrá el pacharán..Yo lo hago en las mismas garrafas de tres litros y pongo algo más de un tercio del volumen de la garrafa.. 
Granos de café, piel de limón y canela en rama… 
Esperas seis meses y a beber que son dos días…”

“Un truco… si no los coges trás la primera helada, yo lo que hago es congelarlos directamente, así consigo más extracción de jugo y más rápidez.. En tres meses lo tengo listo… y además si tienes congeladas las endrinas puedes ir haciendo según lo vayas necesitando….”

 

CRASH, UN VINO ESPAÑOL EN LA TATE MODERN DE LONDRES

La Tate Modern de Londres y la principal cabecera inglesa, The Times, seleccionan el vino Crash de la bodega española Pago los Balancines para acompañar la retrospectiva de Roy Lichtenstein y la visita privada que el periódico número uno en ventas de Inglaterra organiza para 200 VIPS

 

Crash image - copia

No podía ser otro, Crash, un vino que está dando mucho que hablar tanto a nivel nacional como internacional, será el protagonista español en la Tate Modern de Londres y en la visita privada que The Times organiza para 200 personalidades del mundo de la empresa y la cultura británica a la retrospectiva de Roy Lichtenstein que se mantendrá en la Tate Modern de Londres hasta el próximo mes de mayo. Un vino atrevido y divertido sobre el que sus creadores dicen: “Crash es un vino muy serio. Diviértete con él”.

Crash se presenta con seis etiquetas diferentes todas ellas inspiradas en la corriente artística del Pop Art, más concretamente en Roy Lichtenstein. Ilustraciones únicas que han sido específicamente diseñadas para estos vinos por el ilustrador Alvaro Ortega y la agencia No Line.

La vinculación artística entre el vino y el autor homenajeado en una de los museos de arte moderno de más prestigio ha sido lo que ha animado a los organizadores a elegir este vino como compañero de viaje en la retrospectiva más importante que se ha hecho sobre Lichtenstein.

www.vinoticias.es

La Rioja otorga la calificación “Muy Buena” a la cosecha 2012

Artículo publicado en ActualidadRiojaComunidad de la Rioja, 17 de abril de 2013

La cosecha 2012, marcada por la sequía, ha ofrecido vinos de altísima calidad, en línea con los de las dos cosechas anteriores.El alto nivel de exigencia para superar la calificación mantiene a Rioja como referente de la máxima calidad.

El Consejo Regulador ha otorgado a la cosecha 2012 de Rioja la valoración oficial de “MUY BUENA” como resultado del riguroso proceso de calificación mediante análisis y cata al que han sido sometidos los 253,84 millones de litros de vino elaborados por las bodegas y representados por un total de 3.800 muestras tomadas directamente de los depósitos por los técnicos del Consejo. Esta valoración global refleja la heterogeneidad de una cosecha marcada por la sequía, que afectó cuantitativa y cualitativamente a una parte del viñedo, pero que ha ofrecido un volumen importante de vinos de altísima calidad, en línea con los obtenidos en las dos cosechas anteriores, consideradas ambas ‘excelentes’.

La superior categoría de ‘calificada’ que ostenta la D.O. Ca. Rioja exige la calificación de todos los vinos elaborados, depósito a depósito, lo cual proporciona una excelente base técnica para la evaluación global de la añada realizada por el Pleno del Consejo Regulador mediante un procedimiento estadístico establecido a tal fin con total objetividad. Los requisitos para superar el examen de calificación se han elevado en los últimos años, incorporándose parámetros de calidad más exigentes, con el objetivo de que Rioja siga manteniéndose en los mercados como referente de los vinos de calidad.

El mes de noviembre comenzaba el proceso de calificación de la cosecha 2012, con un programa de recogida de muestras en todas las bodegas elaboradoras por parte de los veedores del Consejo Regulador, muestras que deben ser representativas de partidas no superiores a 100.000 litros. Cada muestra ha sido analizada en el laboratorio de una de las tres Estaciones Enológicas de la D.O. y valorada por un comité de cata integrado por tres catadores, que forman parte del panel de cata externo con que cuenta el Consejo Regulador y al que pertenecen más de un centenar de expertos. El procedimiento para la valoración organoléptica está debidamente reglado, garantizándose la confidencialidad y anonimato de las muestras catadas.

Las 3.800 muestras de la cosecha 2012 presentadas a calificación han sido sometidas a este riguroso control analítico y de cata, que han debido superar cada una de ellas para tener derecho al amparo de la Denominación. Finalmente han sido calificados 244,74 millones litros (12,59 de blanco, 12,70 de rosado y 219,45 de tinto). El resto de vinos elaborados, hasta el total de 252,17 millones de litros presentados a la calificación, no ha sido calificado en su mayor parte por corresponder a excesos de rendimiento en la producción (6,52 millones de litros), siendo rechazadas por no superar la prueba analítica o sensorial tan solo 49 muestras, lo que da idea del alto grado de perfeccionamiento técnico alcanzado en las elaboraciones.

Uvas sanas y profesionalidad, factores decisivos

Tras un ciclo vegetativo caracterizado por la sequía, cabe destacar como incidencia climatológica significativa el efecto de las lluvias caídas a finales de septiembre, que influyeron muy positivamente en la evolución de la maduración, proporcionando un mejor equilibrio final al fruto e incrementando las expectativas productivas de una gran parte del viñedo riojano. La uva cosechada presentó en su mayor parte un magnifico estado sanitario y un excelente equilibrio madurativo entre graduación alcohólica y polifenoles, lo que permitió elaborar vinos de gran calidad, con buena estructura polifenólica, especialmente aptos para la crianza en barrica y larga guarda.

Para el buen resultado final de esta cosecha 2012 también ha resultado decisiva la gran profesionalidad de viticultores y bodegas a la hora de planificar el desarrollo de la vendimia, dado que la maduración se presentaba de forma desigual entre las diferentes parcelas, lo cual exigió realizar de una manera selectiva la vendimia para obtener la máxima calidad en cada uno de los viñedos.

El volumen total de producción de la cosecha 2012 en Rioja fue de 354,9 millones de kgs. de uva, con uno de los rendimientos por hectárea más bajos de las últimas dos décadas (5.710 Kg /Ha.) y un descenso significativo respecto a la cosecha del año anterior, que fue de 387 millones de kgs. de uva. Las 62.154 hectáreas de viñedo productivo en la Denominación para esta cosecha 2012 se repartían en 58.389 hectáreas de variedades tintas, de las que se obtuvieron 331 millones de Kg. de uva, y 3.765 hectáreas de variedades blancas, cuya producción fue de 23,8 millones de Kg. La producción total finalmente amparada fue de 351,5 millones de Kg. de uva, ya que 3,4 millones de Kg. fueron descalificados por excesos de rendimiento, elaborándose un total de 253,84 millones de litros.

DEGUSTACIÓN DEL VINO Conservación, Servicio y Cata

Tomarse una copa de vino es disfrutar de un amplio abanico de sabores y olores. Todo lo que hay alrededor de este momento, la conservación, el servicio y la cata forman parte de la liturgia de este fascinante mundo.
Antes de disfrutar de un vino, es importante una buena conservación de cada botella para que llegue a la copa en perfecto estado para su degustación.fotoportadadegustacion

Ya en la mesa, una temperatura óptima, un buen descorche junto a las copas adecuadas y un perfecto maridaje nos permitirán disfrutar en todo su esplendor del vino que vamos a tomar.
Con el ejercicio de la cata, podemos adentrarnos en el interior del vino, intentando ir más allá, descifrando todos los mensajes que nos brinda esa copa de vino, su origen, su elaboración, su crianza y su evolución. Todo ello para poder disfrutar con más intensidad y complejidad de ese vino que tenemos delante de nosotros.

CONSERVACIÓN

A la hora de estudiar la conservación del vino, hay dos puntos diferentes en los que incidir:

El primero, la evolución del vino, que nos indica la capacidad que tiene ese vino de permanecer en buenas condiciones un determinado periodo de tiempo, el cual dependerá del tipo de vino, de la zona de origen y de la crianza a la que se ha visto sometido.
Según el tipo de vino, encontramos que los vinos jóvenes suelen tener un tiempo óptimo de consumo aproximado de dos años.

fotoconservacionLos vinos con crianzas en madera suelen tener mejores cualidades para el envejecimiento en cuanto a cuerpo y acidez, por lo que están más capacitados para aguantar el paso del tiempo.

Estos vinos, en general suelen mejorar los primeros 5-10 años para posteriormente mantener sus cualidades un largo periodo de tiempo hasta comenzar su declive.

Existen en el mundo vinícola excelentes ejemplos de vinos de larguísimas longevidades en los cuales botellas de más de 30 años aún se conservan en muy buen estado, dándonos un indicativo claro de la calidad de esos vinos y el buen saber hacer de los elaboradores.

El siguiente gráfico nos muestra la evolución aproximada de los diferentes tipos de vinos:grafico

El segundo aspecto importante es la conservación de las botellas a lo largo del tiempo una vez que salgan de la bodega. El vino es un elemento vivo y cambiante al que le afectan muy intensamente las condiciones ambientales en las que se encuentra. Los siguientes consejos ayudarán a una correcta conservación del vino:

– Evitar los cambios bruscos de temperatura. El vino necesita una Tª constante de entre 16º y 18º.

– Mantener una humedad constante de entre el 65 y el 75% para evitar que los corchos o bien se resequen o bien se humedezcan y rezume el vino.

– Alejar el vino lo máximo posible de fuentes de ruidos, vibraciones, olores desagradables y luz.

Muchas veces es muy complicado reunir todas estas condiciones, especialmente en los apartamentos habituales de las grandes ciudades. En ese caso, la mejor solución es o bien contar con un armario climatizado o bien desistir de conservar un largo periodo de tiempo el vino, efectuando las compras en un breve periodo de tiempo antes de consumirlo.

Vinoteca Ezquerra cuenta con las condiciones apropiadas de temperatura constante gracias a la refrigeración del local, ausencia de ruidos y humedad idónea para la perfecta conservación de todos los vinos que ofrece a sus clientes, siendo el cuidado meticuloso y detallado del vino una de las políticas de la empresa.

SERVICIO

Temperatura:
A la hora de buscar las mejores condiciones para el servicio del vino, lo primero que hay que tener en cuenta es la temperatura adecuada para cada tipo de vino.
Los diferentes tipos de vinos tienen distintas temperaturas óptimas de servicio:
fotoservicio- Vinos blancos jóvenes: Entre 6º y 10º
– Vinos blancos con crianza: Entre 10º y 14º
– Espumosos: Entre 8º y 10º
– Generosos: (Tipo Fino) Entre 6º y 9º (Olorosos) Entre 10º y 14º
– Rosados: Entre 8º y 12º
– Tintos jóvenes: Entre 12º y 14º
– Tintos con crianza: Entre 15º y 18º
– Dulces: Entre 6º y 10º

Siempre es recomendable no servirlo demasiado caliente, ya que se verán muy potenciadas las sensaciones alcohólicas, ni demasiado frío, que harán aflorar mucho las sensaciones tánicas y vegetales.

Lo que habitualmente se denomina “a temperatura ambiente” no suele ser una referencia muy válida, ya que nada tiene que ver un bar de Soria a 5º en invierno que un chiringuito playero en Cadiz a 30º en verano.

Decantación y aireación:
Habitualmente no suele ser necesario la decantación de los vinos, salvo en aquellos casos en los que las botellas presentes posos, producto de largos envejecimientos. Utilizar para ello decantadores sobre los que verter con delicadeza el vino dejando dichos posos en la botella para que no enturbien el vino.

El tema de la aireación depende bastante del origen del vino que vamos a degustar. Por ejemplo , normalmente los vinos de Rioja no necesitan ningún tipo de aireación, sin embargo aquellos de Ribera del Duero por su potencia y crianza en madera y especialmente del Priorato por su marcada mineralidad suelen verse mejorados con un tiempo expuestos al aire, para así poder abrirse desplegando todo su repertorio de aromas y sabores.

Cada vino tiene un tiempo aconsejado de apertura previa, por lo que conviene informarse en cada caso.

Independientemente del origen, en general los vinos suelen expresar mejor sus cualidades al de unos pocos minutos de haberse servido, ya en la copa.

Servicio en la mesa:
Teniendo en cuenta los puntos anteriores y dispuestos a disfrutar del vino, la botella de vino se abrirá rompiendo la cápsula por debajo del gollete e intentando extraer el corcho sin romperlo ni atravesarlo. Tras limpiar el cuello de la botella de posibles restos o suciedades, se olerá el corcho para detectar posibles defectos de humedades.

Una breve cata nos ayudará a validar la elección del vino en la mesa. Tras este detalle, se servirá el vino empezando por las mujeres.

¡Ya sólo queda disfrutar de todas las sensaciones que produce esta bebida en buena compañía!

CATA

fotocataLos siguientes apartados mostrarán unas breves pautas a modo de introducción a la cata de vinos, recomendando la asistencia a un    curso de cata o la consulta de libros relativos a la materia para una mayor profundización.

En el ejercicio de catar un vino y una vez dispuesto el vino en sus condiciones óptimas de consumo, los pasos a seguir son tres y coinciden con los sentidos puestos en acción: vista, olfato y gusto.

Vista

Con la copa rellena en una tercera parte de su capacidad, varios son los aspectos que observaremos en el vino. Por un lado, la limpidez y el brillo, que marcarán la ausencia de defectos y el estado del vino. También comprobaremos la intensidad del color, detectando una capa más o menos cubierta.
La tonalidad dependerá del tipo de vino catado. La evolución del color partiendo de los vinos jóvenes a los más evolucionados en edad es:
. en los blancos desde los tonos verdosos hasta los más dorados.
. en los rosados de los colores fresa a los llamados “piel de cebolla”.
. en los licorosos de dorados hasta castaños.
. en los tintos de violetas azulados hasta los tonos teja pasando por los granates.
Al agitar la copa, también se puede detectar la presencia de la lágrima más o menos densa en las paredes de la copa, lo que denotaría lo glicérico del vino.
En espumosos podemos observar la presencia, forma y persistencia de la burbuja.
Nariz
1. Aromas primarios:
Son los más básicos, provenientes de la uva. En estos encontramos los aromas frutales (manzana, platano, fresa, frambuesa.), los florales (rosas, flor blanca, jazmín.), los vegetales (heno, herbáceos,.), los minerales (pizarra, grafito, trufa.), etc.
2. Aromas secundarios:
Proviene de las distintas fermentaciones del vino. Se pueden encontrar aromas lácteos (mantequilla, leche,.)
3. Aromas terciarios:
Son los aromas característicos de la crianza del vino, tanto en barrica como en botella.. A este tipo de aromas pertenecen los especiados (canela, vainilla, clavo.), los balsámicos (mentolados, sotobosque, enebros.), los tostados (toffe, café, frutos secos,.) y los animales (cuero, piel,.).
El conjunto de esto tres aromas se denomina “bouquet”.

Boca
En boca, además de los distintos sabores, también podemos apreciar la textura del vino, su densidad asociada a lo que se llama “cuerpo” y los taninos del vino, que darán una sensación secante provenientes o bien de la uva o bien de la crianza en barrica.
Además de esto, detectaremos la presencia de azúcares, la sensación alcohólica y la acidez más o menos marcada que nos refrescará la boca.
Una vez tragado el vino, se puede comprobar la longitud de este por la permanencia en boca del sabor.
Atendiendo a las atributos positivos de un vino, será complejo aquel vino que tengan un amplio rango de matices y definiremos como elegante aquel que sus matices se ensamblen de una forma equilibrada, sin destacar ninguno pero con una marcada personalidad.

 

Vinificación

fotoportadavinificacionDetrás de cada sorbo de vino, hay un cuidado trabajo que comienza en la viña y discurre en la bodega hasta llegar a la botella. Conocerlo le permitirá disfrutar mucho más de cada copa de vino.

 

En esta sección de Vinificación, se explica de una manera somera los diferentes pasos que se llevan a cabo dentro de la bodega en la elaboración de vinos, detallando las diferencias entre tintos, rosados y blancos.

Vinos Blancos

Al igual que en los vinos tintos, el proceso de elaboración de un vino blanco comienza con la obtención de una materia prima de calidad, esto es, de unas uvas en perfecto estado de maduración y conservación. El trabajo que se realiza en la viña adquiere una gran importancia ya que influirá mucho en la calidad final del vino.

Una vez en su estado óptimo, se lleva a cabo la vendimia. Tras un año entero de espera y trabajo en el viñedo, las uvas son recogidas y transportadas a la bodega donde comenzará la elaboración del vino.

Mediante el gráfico inferior se puede ver la secuencia completa de dicho proceso dentro de la bodega, desde la recepción de la uva hasta que las botellas salen perfectamente etiquetadas y disponibles para los clientes:

graficovinificacionblancos

En el primer paso, la uva se estruja y se despalilla en unas tolvas donde se separan los granos u hollejos de la parte herbácea o raspón.

Una vez eliminados los raspones, habitualmente los hollejos y el mosto pasan directamente a la prensa sin que se produzca maceración de mosto. Los vinos de más calidad serán aquellos que soportan un proceso leve de prensado, los denominados de “1ª prensa”.

Posteriormente, el vino pasa a los depósitos de acero inoxidable donde se realizará la fermentación a temperatura controlada para preservar así todos los aromas. En este momento, el azúcar del mosto se transforma en alcohol.

También puede llevarse a cabo esta fermentación en barricas de madera lo que aportaría al vino unos aromas y sabores diferentes.

Una vez realizada la fermentación, se llevan a cabo con el vino varios trasiegos, filtraciones y clarificaciones para asegurar la limpidez y estabilidad del vino.

Una vez realizados todos estos pasos, el vino o bien se embotella si va a ser destinado para consumo como vino joven del año, o bien se lleva a las barricas de madera donde comenzará su crianza, que tras los pertinentes meses en reposo en estos recipientes pasa a la tranquilidad de la crianza en botella, donde acabará de pulir sus matices tras un tiempo.

Tras este largo proceso que puede durar desde meses hasta varios años y una vez etiquetado, el vino ya está disponible para su degustación y disfrute por parte del consumidor.

Además de este proceso de elaboración, podemos encontrar excelentes vinos blancos con una elaboración más compleja aún, como son los vinos finos y manzanillas de Jerez, que tienen una crianza biológica en contacto con el velo en flor y un complejo sistema de crianzas en solera que los hace inimitables.

Además también los cavas y champagnes tienen una elaboración más compleja. Estos vinos se ven sometidos a una segunda fermentación en botella, por el llamado método tradicional o champenoise, con lo que adquieren las burbujas y los matices aromáticos que tanto los caracterizan.

Vinos Rosados

El vino rosado tiene un proceso de elaboración muy parecido a los blancos pero proviene de uvas tintas. Sus aromas y sabores característicos se obtienen con el sangrado y una maceración corta en contacto con los hollejos.

El siguiente gráfico detalla los diferentes pasos que se llevan a cabo en la bodega para la obtención de este tipo de vinos:

graficovinificacionrosados

 

Al igual que ocurre con los vinos tintos y los blancos, el proceso de elaboración comienza con la recepción de la uva al iniciarse la esperada vendimia. El trabajo en la viña, una perfecta maduración de la fruta y un cuidadoso trasporte hasta la bodega asegurarán la calidad del vino.

En las tolvas de recepción, a través de la despalilladora, se separan los hollejos de la parte herbácea o raspón, para llevar posteriormente dichos hollejos junto al mosto a depósitos de acero inoxidable, donde se realizará una corta maceración para que así el vino adquiera su color característico y eso aromas frescos que lo identifican.

Con el sangrado se separan los hollejos y comienza el mosto a transformar sus azucares en grado alcohólico durante la fermentación. Una vez realiza esta fermentación se somete al vino al trasiego, filtración y clarificación para asegurar su estabilidad y la correcta limpidez del vino.

Ya sólo queda embotellarlo para que pueda estar disponible para disfrutar de él.

Vinos Tintos

El proceso de elaboración de un vino comienza con la obtención de una materia prima de calidad, esto es, de unas uvas en perfecto estado de maduración y conservación. El trabajo que se realiza en la viña adquiere una gran importancia ya que influirá mucho en la calidad final del vino.

Una vez en su estado óptimo, se lleva a cabo la recolección de la fruta. Es el esperado momento de la vendimia. Tras un año entero de trabajo y espera, las uvas son recogidas y transportadas a la bodega donde comenzará la elaboración del vino.

Mediante el gráfico inferior se puede ver en detalle la secuencia completa de dicho proceso dentro de la bodega, desde la recepción de la uva hasta que las botellas salen perfectamente etiquetadas y disponibles para los clientes.

graficovinificaciontintos

 

En el primer paso, la uva se estruja y se despalilla en unas tolvas donde se separan los granos u hollejos de la parte herbácea o raspón.

Los granos pasan a unos depósitos de acero inoxidable donde junto al mosto, se llevará a cabo la maceración y fermentación del vino.

Una vez que han pasado los días suficientes para que todo el mosto haya fermentado y adquirido las sustancias colorantes y aromáticas necesarias de la uva, se separan la pasta que han formado los hollejos del mosto. Esta pasta se lleva a la prensa para obtener el denominado vino de prensa.

Con el vino, se llevan a cabo varios trasiegos, filtraciones y clarificaciones para asegurar la limpidez del vino.

Una vez realizados todos estos pasos, el vino o bien se embotella si va a ser destinado para consumo como vino joven del año, o bien se lleva a las barricas de madera donde comenzará su crianza, que tras los pertinentes meses en reposo en estos recipientes pasa a la tranquilidad de la crianza en botella, donde acabará de pulir sus matices.

Tras este largo proceso que puede durar desde meses hasta varios años y una vez etiquetado, el vino ya esta disponible para su degustación y disfrute por parte del consumidor.

Un vino de calidad comienza con unas uvas también de calidad.

Este precepto ha hecho que en los últimos años se esté viendo una revolución en el mundo del vino, donde los ojos de los enólogos más importantes se han girado para mirar hacia las viñas, donde se obtiene esa materia prima tan necesaria para poder elaborar grandes y sabrosos vinos.

Hasta hace pocos años, lo importante eran los trabajos que se realizaban dentro de la bodega: crianzas en barrica, maceraciones, fermentaciones controladas, etc. Sin embargo, en estos momentos, la viticultura ha adquirido una mayor relevancia. Se seleccionan las mejores variedades para cada tipo de clima y de suelo, se controla la producción de las viñas para obtener más calidad que cantidad, se llevan a cabo podas en verde, aclareos y control del riego, se realiza una minuciosa selección de racimos en la propia viña y sobre todo, se optimiza el momento ideal de la vendimia para que la uva llegue así perfectamente madura. Sigue leyendo

El vino en el mundo

Muchos son los países donde se elaboran vinos de calidad. Desde los países mediterráneos de climas cálidos, hasta las antípodas en Nueva Zelanda pasando por la tradicional Europa y atravesando el Atlántico hasta los EEUU o el cono sur con Chile y Argentina a la cabeza, un número grande de elaboradores de vinos presentan un amplio abanico de sabores, olores, sensaciones y matices muy diferentes, que hacen del vino un mundo globalizado que merece la pena explorar y conocer.
Debido principalmente a las condiciones climáticas, las zonas donde se elabora vino de calidad se encuentran entre los paralelos 30º y 50º. Dichas zonas permiten una maduración correcta, una variedad climatológica variada además de alejarse del excesivo calor. Sigue leyendo

Alemania

Alemania Alemania posee los viñedos más septentrionales del mundo. Las condiciones climáticas son muy extremas en esta zona. Escasas horas de sol, climas húmedos, terrenos escarpados y un largo etcétera de dificultades con las que se tienen que pelear los viticultores germanos.
Sin embargo, son precisamente estas condiciones las que suelen dar vinos muy especiales y de gran calidad, y es por ello que en Alemania se elabora uno de los mejores blancos del mundo, producidos con unas de las uvas más nobles, junto a la chardonnay: la riesling. Sigue leyendo

Argentina

ArgentinaArgentina es el cuarto productor del mundo. Se pueden encontrar en este país amplias extensiones de viñedos, grandes producciones e inmensas regiones vinícolas.
El clima de este país suramericano es seco y cálido, aunque existen diferencias entre las distintas regiones, muy alejadas entre sí como Salta en el norte y Río Negro en el sur, pasando por la más importante de todas ellas, Mendoza, en las faldas del Aconcagua.
La industria vinícola argentina disfrutó de un gran esplendor a principios del s. XX con la construcción del ferrocarril entre Mendoza y Buenos Aires. Sin embargo, posteriormente la deriva hacia la cantidad y la ausencia de inversiones llevó a la viticultura de este país a la quiebra en los 70, crisis de la que está recuperándose desde mediados de los 90, gracias a una apuesta clara por la calidad y la exportación.
Las uvas presentes en Argentina fueron importadas por los europeos. La malbec es la casta más representativa de este país. Originaria de Francia, se ha adaptado muy bien a las condiciones climáticas y orográficas de las tierras argentinas.

Australia

Australia representa la punta de flecha de los denominados países del Nuevo Mundo vitivinícola. Países que vienen mostrando una nueva forma de posicionarse en el mundo del vino.
Los elaboradores de las antípodas están muy volcados en vinos donde se da mucha importancia a la variedad de uva frente al “terruño” de origen, se trabaja en una viticultura ultramoderna, conceptualmente diferente, muy tecnificada y sin las cortapisas de las denominaciones y los consejos reguladores en cuanto a rendimientos, elaboración y posibilidades de plantaciones.
Todo esto unido a un fuerte e innovador marketing tanto en estrategias como en diseño han hecho que estos vinos junto a chilenos, neozelandeses y argentinos estén comiendo mucho terreno a la tradicional Europa, sobre todo en los mercados anglosajones.
En Australia no habiendo denominaciones de origen, las regiones donde se producen vinos de calidad son los estados de la zona del sur: Australia meridional, Victoria y Nueva Gales del Sur. Son muy conocidos sus chardonnays y sus shiraz. Disfrutan de una clima cálido y salvo escasas, selectas y caras excepciones, sus vinos no están pensados para conservarse durante mucho tiempo, son de consumo relativamente rápido.

Chile

Chile1 Chile2Chile es un paraíso para la viticultura. Un país cuyas fronteras naturales permiten las condiciones idóneas para el cultivo de la uva.
En el norte, el desierto de Atacama, el océano Pacífico al oeste, la Patagonia al sur y finalmente los Andes, barrera natural de más de 6000 m de altura, conforman un espacio donde ni siquiera la agresiva filoxera que arrasó Europa a finales del s. XIX ha hecho mella en estos viñedos. Gracias a esto, las vides están directamente plantadas al suelo, sin portainjertos, con lo que se asegura una mayor longevidad.
Los aires fríos y secos de los Andes que favorecen la ventilación, la abundancia de agua cristalina pero la escasez de precipitaciones con lo que no afloran enfermedades, el clima atemperado y la diferencias de temperaturas entre el día y la noche, permiten a los vinos de este país suramericano unos aromas y una calidad muy demandadas por el mercado actual.
Uno de los precursores de la viticultura de este país fue el español Miguel Torres en los años 70. Ahora ya, muchas bodegas francesas han puesto sus ojos en estas tierras, que producen de los mejores vinos de Suramérica.
Especialmente de calidad son sus cabernet sauvignon, aunque la merlot y la sauvignon blanc también han hecho su aparición en este país de los denominados del Nuevo Mundo.

Estados Unidos

EEUUVarios son los estados donde se produce vino en EEUU: Oregón, Nueva York, Washington y especialmente California, donde los valles de Sonoma y Napa destacan sobre el resto produciendo el 90% de la producción vinícola de este país.
Los consumidores estadounidenses tienen muy arraigada la cultura del vino, siendo uno de los principales importadores de vino además de unos ávidos aficionados de todo lo relacionado con el enoturismo.
California está englobada dentro de las regiones que forman el Nuevo Mundo vinícola. Se ha invertido mucho en investigación y la viticultura está muy avanzada, uniendo productividad con calidad. Una legislación menos restrictiva que la de países como Francia, España o Italia permite a los elaboradores norteamericanos mayor movilidad en cuanto a rendimientos, variedades, riego, marcos de plantación y tipos de elaboración.
Dentro de este estado, Napa es el valle más importante en cuanto a vinos de calidad. Disfruta de microclimas variados, debido a la presencia de cordilleras, valles y vientos húmedos del Pacífico.
Tanto en Napa como en Sonoma se pueden encontrar las bodegas más grandes del mundo vinícola como Mondavi o Gallo.
Las variedades predominantes son la cabernet sauvignon, lachardonnay y la autóctona zinfandel. Salvo esta en la costa oeste prácticamente todas uvas tienen origen europeo.

Francia

Mapa FranciaFrancia  además de ser el  primer productor de vino del mundo es también el primer exportador, posición privilegiada que lleva ocupando desde hace más de 100 años.

Sus caldos son el ejemplo de elaboraciones de calidad y es donde la mayoría de los  países productores han intentado reflejarse para elaborar vinos de calidad, importando sus métodos de elaboración, sus variedades clásicas de uva y su experiencia centenaria.

El país vecino cuenta con un gran número de denominaciones de origen (AOC), pero tres regiones son las que destacan entre todas ellas:

Burdeos

Esta región al este de Francia es el símbolo de los vino de calidad, además de la denominación de origen más conocida del mundo.

Comparte con Borgoña un complejo sistema de denominaciones de origen (AOC), donde se pueden encontrar hasta 54, de tamaño limitado muchas de ellas. También sus viñedos, crus en francés, están clasificados desde 1855 y son los premier crus los de mayor calidad.

Su merecida fama se debe a los tintos de las zonas de Pommerol, Médoc y Sant-Emilion, donde se producen los vinos más conocidos y cotizados del panorama vinícola mundial: Chateau Petrus, Chateau Margaux, etc… Todas ellas bodegas centenarias que han mantenido el nivel de calidad a través de los tiempos y las modas.

A pesar de la reputación de los tintos bordeleses, no se puede dejar de lado uno de los blancos más prestigiosos del mundo: el sauternes. Las condiciones climáticas que se dan en esta región atlántica permiten la aparición de la botrytis cinerea o podredumbre noble, que produce unos vinos dulces muy concentrados pero con una viva acidez y un sabor característico.

La geografía y el clima de Burdeos son muy favorables para la elaboración de vinos de calidad. Existe además una gran diversidad de microclimas y de tipos de suelo (gravas, arcillas y caliza). Las variedades que mejor se expresan en estas tierras produciendo unos vinos de gran riqueza son la merlot, la cabernet sauvignon y la cabernet franc.

Borgoña

De Borgoña proceden gran parte de los vinos más míticos, legendarios y cotizados, disfrutando del reconocimiento general de los entendidos en vinos internacionales.

Sus varietales de pinot noir son la expresión de la elegancia y la complejidad en un vino. Además de los excelentes tintos, la autóctona chardonnay adquiere aquí categoría mundial, siendo su método de elaboración borgoñón muy imitado en todas la regiones del mundo.

Dentro de la región existe un complejo sistema de denominaciones de origen (AOC) donde muchas de ellas son exclusivamente una viña de pocas hectáreas, encontrándose aquí los pagos más conocidas del mundo: La Taché, Clos de Vouget, Romanée-Conti…
Estos viñedos están clasificados desde 1935, siendo grand crus y premiers crus aquellos de más calidad para la elaboración de vinos.

Dentro de la Borgoña, las zonas de más calidad son Chablis para los blancos y Côte de Nuits y Côte de Beaune para los tintos.

Los vinos de Borgoña con sus aromas, sabores y finura tienen la característica de expresar muy marcadamente el terroir o terruño del que proceden, ofreciendo así una amplia variedad de vinos con características diferentes pese a encontrase muy próximos unos viñedos de otros.

Champagne

Hablar del champagne es mencionar una de las bebidas con más glamour del planeta. Su imagen está ligada a las celebraciones, las fiestas y la elegancia.

Este vino procede de una región a 150 km al noreste de París, en donde se dan unas condiciones para la elaboración de vinos muy extremas debido a su duro clima continental y su situación septentrional.

Las bodegas elaboradoras se remontan más allá del siglo XVII donde el monje Dom Perignon fue el precursor de estos vinos, elaborados con el metodo champenoise o tradicional que consiste en una compleja segunda fermentación del vino dentro de la botella.

Tres son las variedades admitidas para la producción del champagne : chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Los suelos donde se dan estas variedades son calizos muy profundos, aportando humedad pero permitiendo un buen drenaje y cediendo a las uvas una acidez característica.

Dentro de la denominación de origen de Champagne, se pueden diferenciar cinco zonas diferentes : la montagne de Reims, el valle del Marne, la Côte de Blancs, la Côte de Cézanne y el departamento de Aube.

Estos vinos espumosos son perfectos acompañantes de cualquier plato, pudiendo elegir para el maridaje entre champagnes más o menos afrutados, más o menos secos y más o menos corpulentos.

Hungría

Hungria“Vignum regum, rex vinorum” Vino de reyes, rey de vinos. Con estos apelativos describió Luis XIV el vino más famoso de Hungría, el tokaj. Este vino dulce de calidad se produce ya desde el s.XVI .
La elaboración de este vino encierra misterio y peculiaridades. Obtenido de uvas que se han visto sometidas a la podredumbre noble (botrytis cinerea) que se da gracias a las condiciones climáticas de la zona, se vendimia grano a grano, obteniéndose un vino dulce muy concentrado que posteriormente se cría en barricas, en bodegas centenarias escarbadas en la tierra formando galerías kilométricas, favoreciendo la formación de otro de los factores positivos del tokaj: el moho.
Un tanto adormecida la industria vinícola durante la época comunista, tras la caída del muro de Berlín, muchas bodegas francesas, españolas y británicas pusieron sus ojos en este vino y en esta zona, lo que ha llevado a una revitalización considerable y una recuperación de la calidad y la tradición.
La cantidad de azúcar del tokaj se mide en número de “puttonyos“, siendo el eszencia el más concentrado de todos.
La suave acidez del vino contrarresta con el elevado contenido en azúcar que mantienen un buen equilibrio y una armonía perfecta. Los vinos despliegan aromas de pasas, miel, ciruelas y albaricoques con una gran amplitud de tonos.

Italia

Italia2Italia1Italia es el mayor exportador de vinos del mundo en cuanto a producción siendo además junto a Francia, el primer productor y consumidor mundial.
La riqueza en cuanto a variedades de uva diferentes sólo es comparable a la de Portugal, con cientos de ellas. Se está haciendo un gran esfuerzo en la recuperación de castas autóctonas en casi todas las denominaciones de origen.
Las principales son las tradicionales nebbiolo y sangiovese, junto a las sagrantinobarberamontepulciano y un largo etcétera además de las conocidas variedades internacionales. Las variedades blancas pueden competir en cantidad con las tintas pero son principalmente tintos los grandes vinos italianos.
En Italia se está haciendo un gran esfuerzo en los últimos años en pos de un aumento de la calidad. No sólo dentro de las bodegas con depósitos de acero inoxidable, maquinaria y barricas, sino sobre todo en el viñedo con una gran inversión de dinero.
Las zonas más relevantes de Italia son el Piamonte y laToscana, aunque existen una gran variedad de otras zonas donde se están haciendo vinos de gran calidad: Véneto, Sicilia, Friuli.
En el Piamonte, los Barolos y los Barbaresco son sus vinos más apreciados. Junto con los Apeninos, el arco alpino favorece la viticultura en casi toda la región aunque sobre todo en el terreno montañoso de la mitad sur.
En la Toscana, los Chianti son los vinos que le han dado fama mundial. Vinos de una riqueza y complejidad poco comunes, muy marcadas por las variedades autóctonas, sangiovese principalmente, y la expresividad del terruño al que pertenece.

Nueva Zelanda

EEUUNZeland2Nueva Zelanda, al igual que su país vecino Australia, se presenta como uno de los más claros representantes de la vitivinicultura de los denominados países del Nuevo Mundo.
Los elaboradores de las antípodas están muy volcados en vinos donde se da mucha importancia a la variedad de uva frente al “terruño” de origen, se trabaja en una viticultura ultramoderna, conceptualmente diferente, muy tecnificada y sin las cortapisas de las denominaciones y los consejos reguladores en cuanto a rendimientos, elaboración y posibilidades de plantaciones.
Todo esto unido a un fuerte e innovador marketing tanto en estrategias como en diseño han hecho que estos vinos junto a chilenos, neozelandeses y argentinos estén comiendo mucho terreno a la tradicional Europa, sobre todo en los mercados anglosajones.
Si por algo es mundialmente conocido Nueva Zelanda es por sus excelentes vinos blancos de la variedad sauvignon blanc. Inicialmente la isla del norte era el lugar de donde provenían los mejores vinos neozelandeses, sin embargo, desde los 80, la isla del sur y especialmente Malborough están ganando peso, con unos blancos de fama internacional.
Nueva Zelanda es la zona vinícola más austral del hemisferio sur. Esta zona tiene un clima frío y marítimo bastante húmedo pero de inviernos suaves que junto con una orografía muy cambiante permite unos vinos con matices diferenciados. En cuanto a producción, la cantidad de hectáreas plantadas en todo el país es menor que las de Rioja Alavesa.

Portugal

portugal2Portugal es uno de los países con mayor riqueza en variedades de uvas, más de 500. Son variedades además poco extendidas a lo largo del mundo: touriga nacional, tinta roriz, trincadeira, baga,.
Este hecho, unido a un gran respeto por la tradición vinícola del país, la utilización moderada de la madera nueva y unos rendimientos por hectárea de los más bajos portugal1del mundo además de viñas muy viejas, hacen de los vinos portugueses unos caldos con una marcada personalidad, carácter y alta calidad.
Los vinos más conocidos de Portugal son sus Oportos, dados a conocer en todo el mundo gracias a los ingleses (Port). Estos vinos junto a los jereces forman la élite de los vinos fortificados.
Sigue leyendo